17 diciembre 2008

oferta y demanda

voy a hacerme la elegante,
aquí con mi lambrusco a medias,
sentada sobre lo que creo
como si fuera dueña del mundo

este mundo mío

automáticamente cierro las piernas
coloco la espalda en posición vertical
y enciendo el pitillo balanceando el pie

"¡ja!, ¿a quién pretendíais engañar ahora?"
me dan ganas de espetar con el humo
oscilando entre los dientes al poner cara de altiva

y mientras tanto
todo sigue girando bajo los tacones
como si la aguja fuera el péndulo de foucault
y la miseria alga color agua
que atraviesa la faringe

mi faringe de faraón sediento

1 comentario:

Margarita Franco Samagustín dijo...

Ha venido Jorge de computer y se ha llevado mi disco duro defectuoso, pero desde mi ventana de vigilar el mundo he visto tu película esta noche.
Gracias