08 junio 2008

dar cera, pulir cera

De pequeña me dijeron que ese sinvivir
Que tengo en el pecho
Nace de una piedra negra
Que me dio mi madre

La misma que lame mi abuela
Con el pesar del tiempo
Y que renace en todo óvulo sin prisa
Desmarcando su independencia
Fraterna
Y legítima
cada luna maya en mi simiente

Luchando renacer constante
Con tacto rayo en mi rostro

Cuando era más joven
Que la juventud que pierdo
Soldé por mi cuenta y riesgo
La brecha que recubre
La leve frontera entre dermis y abrazo
Me doctoré sin mérito
En cirugía de lo falso
Para rellenar todas las arrugas
Que tan caras le salen a la vida

Y erré en lo cierto
Supurando ficción
En alfombras de sexo
y ácaros de profilaxis dormida

De pequeña no sabía si creer en Dios
Ni si ese laberinto que encontraba
Al mirar adentro
Tenía una raíz común
Que bebiera del mismo sueño
O si todo era una sopa de ninfas y abejas
Parloteando en el polen que aspiro

Un microcosmos completo
Ocupando una sola hoja
De un solo seto
En idéntico pasillo
A través del enredo verde de mis anhelos

La complejidad de lo previsto,
Sin agenda en mano
Se disuelve en mi pecho
Y llega a disolver cualquier piedra
Enlazando el mundo con lo muerto y lo servido

Cuando era pequeña
Quería tener un cachorro,
un poni
y una silla voladora

También dejar de penar a cuestas
Con la inquietud de mi especie
Como hijo tonto a la espalda
Preguntando
Entre otras cosas
Si la justicia tiene un dueño
O un sobrinísimo al que enchufar en la empresa
Para que todos puedan comer perdices
En el barrio de Salamanca
O si se hundiera un barco
Y tuviese que rescatar a alguien
Elegiría a los niños o a los viejos?

Allí,
dando a luz en las ramas de un árbol en Mozambique
Y mientras,
yo,
Atentando contra la salud pública en un portal con un mechero

Qué hacer en medio de más piedras
Si no seguir diluyéndolas
Como diluyo mitos en cuevas pardas
(De noche todas tan iguales)
Y que solamente recuerdan días en que fui guiri
En mi propia playa
Pillándome el pedo del siglo
Con la cámara de fotos
Resistiendo en la muñeca
El molesto embiste de la edad del pavo

Cuando me dijeron que Dios sólo existía
Sí creías en él
Se montó la mayor revolución puertas adentro
Que jamás hayan organizado
de forma espontánea
y con notable autogestión
Todas las asociaciones
Legales e intrusas
Que me forman

Y recuerdo que retiré como jubilada prematura
La imagen de la Virgen María
Tan inocente y revirginal
Que guardaba en el cajón
En forma de diosa latiendo
Como todas las Geas de antes
Acalladas y pacientes

Pero las piedras flotan cuando la tortilla da la vuelta
Como coger el río de un extremo al otro
Dándo un giro a mi ecosistema
Para cambiar la perspectiva
Y que todo lo sepultado
Salga a flote

Puliendo piedras
sin cesar
como esclava en topless
lavo la orilla de mis recuerdos

3 comentarios:

Amanda Erosionada dijo...

Por fin ya tengo mi propio blog. Soy torpe novata, espero que llegue a tu destino sin problemas Desde La Esfinge de Gratal

Samu dijo...

Me ha dado con fuerza en la sesera tu texto de hoy, dama...

"Cuando me dijeron que Dios sólo existía
Sí creías en él
Se montó la mayor revolución puertas adentro"

:)

GiraLima dijo...

vaya dos pedazo de huellas! jeje
un besico a los dos.

Amanda, por fin te tengo en los links... ya iba siendo hora, mujer erosionada! felicidades!