04 junio 2008

arrojo

Me gustan los valientes porque recorren
El sendero de sus decisiones
Sin un mapa estampado en la cara
Porque no necesitan un punto rojo de
“usted está aquí”
Ni dedo en los labios
Ni último tren con vacío perpetuo

Me gustan los valientes
Porque de ellos es el camino
Y la potencia del guerrero sin prisa
Buscando perlas negras en mi cueva

El valor de tener voz propia
Se orienta en la integridad
Del día a día
Y el valiente la consume a precio justo
De trueque por respiro

El intrépido juicio a priori sobre todas las cosas
Encuentra magia en lo privado
Y en las avenidas públicas
Se desnuda los lamentos,
La amargura como raso vestido lento
Para bañarse en su propia piel
Húmeda de sentencia
Y fe de soldadura

Me gustan los valientes porque de ellos
Es el reino del facto
Que destierra la duda
Y todo el sabor
Del sueño perseguido

Como asfixiarse reclamando justicia
No descanso en la densidad de lo coherente

2 comentarios:

Susurrante dijo...

Al pie de esto me acuerdo de http://bicicritica.ourproject.org/web/node/186
Espero verte alli ;P

GiraLima dijo...

jajaja
en monociclo y en bolas? jajaja