09 marzo 2010

la comprometida realidad del falso amor

“-¿Has estado alguna vez enamorado?
- El amor es para la gente real.
- Tú pareces real.
- No me gusta la gente real.
- ¿No te gusta?
- La odio. Bebimos algo más, sin hablar mucho. Seguía nevando.”
Factotum, Charles Bukowski

Decía Charles Bukowski (o Henry Chinaski. Supongo que llegó un momento que no se sabía quién de los dos era el personaje, quién el escritor y quién la caricatura) que “el amor es para la gente real”.

Si dudo constantemente de que algo sea real y hasta yo misma jugueteo con los alter egos o Chinaskis Girando que me acosan, quizá es que sólo seamos una imaginación andante y entonces, simplemente, deba dejar de preocuparme por el amor. Quizá ahora mismo sólo me importen el sexo y las caricias. No estoy preparada para nadie (que conozca). A ratos el personaje, a ratos la escritora, otros, la caricatura.

¿Existe alguien real? Mejor dicho, ¿existe algo real e inmutable? Todo cambia y ese “TODO” es tan amplio (así, con mayúsculas) que me asusta. Hasta lo inmortal muta con el tiempo, la humedad o la indiferencia.

Y el amor, la cosa más viva que nos rodea y envuelve, pobres humanos, es a su vez la criatura más voluble y cambiante de todos los monstruos que creamos, porque es la de las pulsaciones vitales. El motor del planeta.

Si algo logra cambiar tanto y tan deprisa, sólo puede significar que está tan vivo que pierde su identidad por inercia, que altera su realidad siendo y siendo pensado. Siendo sentido. Significa que es simplemente una percepción momentánea y que su idiosincrasia depende más de quién lo esté mirándolo que de ser en sí. Significa que el amor se nutre de los ojos del amante en el amado aunque éste simplemente esté mirando (absorto) una fantasía.

El amor es lo más falso que existe. Así que supongo que Bukowski tiene razón y es algo que está hecho sólo para la gente real. Sólo ellos pueden tenerlo y conservarlo.

El amor no se posee. Lo que se posee es el esfuerzo. El amor es demasiado complicado para ser real... Lo único verdadero que deja a su paso es la constancia y el compromiso. ¿Acaso hay algo más palpable y real que eso?

9 comentarios:

Levita dijo...

- Oh! chez moi, dit le petit prince, ce n'est pas très intéressant, c'est tout petit. J'ai trois volcans. Deux volcans en activité, et un volcan éteint. Mais on ne sait jamais.
— On ne sait jamais, dit le géographe.
— J'ai aussi une fleur.
— Nous ne notons pas les fleurs, dit le géographe.
— Pourquoi ça ! c'est le plus joli !
— Parce que les fleurs sont éphémères.
— Qu'est ce que signifie: "éphémère"?
— Les géographies, dit le géographe, sont les livres les plus sérieux de tous les livres. Elles ne se démodent jamais. Il est très rare qu'une montagne change de place. Il est très rare qu'un océan se vide de son eau. Nous écrivons des choses éternelles.
— Mais les volcans éteints peuvent se réveiller, interrompit le petit prince. Qu'est-ce que signifie "éphémère"?
— Que les volcans soient éteints ou soient éveillés, ça revient au même pour nous autres, dit le géographe. Ce qui compte pour nous, c'est la montagne. Elle ne change pas.
— Mais qu'est-ce que signifie "éphémère" ? répéta le petit prince qui, de sa vie, n'avait renoncé à une question, une fois qu'il l'avait posée.
— Ça signifie "qui est menacé de disparition prochaine".
— Ma fleur est menacée de disparition prochaine?
— Bien sûr.

"Ma fleur est éphémère, se dit le petit prince, et elle n'a que quatre épines pour se défendre contre le monde ! Et je l'ai laissée toute seule chez moi!"

Levita dijo...

La historia de Bukowski: Un ser puramente real que llenaba sus ojos de vidrio para no tener que reconocerlo. Pero sucedía que, cuanto más bebía, más real se hacía: La botella es un alambique que destila la realidad a cambio de nublar la vista.

Así que en ocasiones corría aterrado por ver su propio reflejo de realidad, mientras trataba de alejarlo con el fuego maniqueo que había creado y que alimentaba con whiskey y billetes de dólar.

"¡No soy real!" gritaba furioso.

Al final, las llamas de la realidad lo devoraron.



PD: En mi opinión, el amor es irreal. Es sueño, es ilusión. Es la gente real, como Bukowski, la que no cree en él.

GiraLima dijo...

y tú eres real, petit prince?

Levita dijo...

Qué sé yo...

Mañana te lo digo.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE:
GIRALIMA GIRANDO


ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE LOVE STORY, CABALLO, LA CONQUISTA DE AMERICA CRISOL.

José
ramón...

AMBAR dijo...

Tu blog me parece interesante, y la pregunta un poco dificíl de asimilar para poder responder, verdaderamente, quien sabe lo que es real y lo que no? damos por real lo que vemos y tocamos, pero hay mucha vida en diferentes formas que no se ve ni se toca, pero existe, es realidad o reflejos? quien sabe, si los pensamientos son energía activa en movimiento, y creamos lo que pensamos? quiere decir que la monstruosidad de vida que vemos, es un reflejo de una energía que no vemos?.
Me gustaría saber mucho más de lo que sé.
Un cariñoso saludo.
Ambar.

GiraLima dijo...

vaya, dos comentarios de nuevos visitantes que no conozco en la misma entrada!
y yo que pensaba que sólo me leían mi levita y mi margarita...
lo único un poco raro es que parece que josé ramón santana deja el mismo poema-mensaje en varios blogs según mis indagaciones. a mi amigo david le ha escrito el mismo...

fata morgana dijo...

y a mi tambien me escribió lo mismo..

Anónimo dijo...

Tengo algo de sabiduría maravillosa.